Toda Cataluña se convulsionó en horas de la madrugada cuando un tweet que provenía de la cuenta oficial de Barcelona anunciaba la llegada de Angel Di María al blaugrana. Rápidamente, se aclaró que se trataba de un hackeo al twitter oficial del club.

PSG declaró intransferible al argentino, quien no se moverá de París hasta el momento. Mientras, el hashtag #FCBHack se convirtió en tendencia.

Una vez detectado el hackeo, desde el club mencionaron que se encuentran solucionando la cuestión.