En un gesto de Fair Play que dio la vuelta al mundo aquel 28 de abril, el conjunto que dirige el argentino igualó 1-1 y despilfarró las chances de ascender de forma directa a la Premier League. En ese momento se abrió el debate que se dividió en dos: quienes apoyaron su naturalidad para respetar al rival y los que dispararon por su inocencia para echar por la borda dos puntos de oro.

“Hemos llegado a una decisión común con los jugadores. Decidimos adaptarnos al cien por ciento a las reglas y entendemos que si tenemos un jugador caído no tenemos que sacar el balón. También pensamos que si un jugador del equipo contrario está abajo, no deberíamos interrumpir el juego y sacar el balón. Todos sabemos que la persona que tiene que tomar esta decisión es el árbitro”, sorprendió el “Loco” en conferencia de prensa.

Este sábado, desde las 13.15, visitará al Derby County por la primera Semifinal de los Playoffs por el ascenso. “Jugamos según las reglas, pero no queremos decepcionar a la gente”, agregó convencido de que la charla de común acuerdo con el plantel surtió efecto.