Atrás quedó la Copa del Mundo y el local, de la mano de Denis Cheryshev, estuvo a un paso de meterse en semifinales. Sin embargo la situación para el jugador de Valencia ha cambiado de forma inesperada en las últimas horas.

El volante, de 27 años, estaría siendo investigado por un supuesto caso de doping según anunció la prensa rusa. Las declaraciones desafortunadas de su padre, quien remarcó que su hijo debió inyectarse hormonas de crecimiento bajo la amenaza de perderse el Mundial, lo pusieron en el centro de la escena.

Incluso la prensa española también especuló sobre un posible doping en su última campaña en Villarreal, dueño de su pase. No obstante desde la federación rusa aseveraron que no existió ninguna práctica ilegal, e intentaron despegarse de los oscuros procedimientos que ya se comprobaron en el olimpismo ruso.

El mundo de Cheryshev dio un giro de 180° y ahora todo parece estar patas para arriba. La Agencia Mundial Antidopaje golpeó a su puerta y las novedades podrían ser pésimas de confirmarse el doping y la posterior pena que rondaría hasta los cuatro años de suspensión.