Una situación irrisoria detuvo ayer el juego a los 24 minutos, cuando Pierre Webo, ex futbolista y actual entrenador adjunto del equipo turco, aseguró haber sido discriminado por el cuarto árbitro, Sebastian Costelscu.

Luego de unos minutos de interrupción, los jugadores y miembros del ‘staff’ del Basaksehir decidieron abandonar la cancha, algo que hicieron también los parisinos.

Según explicaron desde Basaksehir cuando Costelscu quiso identificar a Webo para una sanción disciplinaria del árbitro principal, Ovidiu Hategan, afirmó: “El negro de allá. Andá y fijate quién es. Es el negro que está allá. No es admisible que se comporte así”.

Göksel Gümüsdag advirtió la situación al canal de la televisión turca TRT Sport: “¡El cuarto árbitro ha dicho ‘negro’ delante de todo el mundo! Si el cuarto árbitro es apartado del partido, volveremos a jugar. Si sigue en la cancha, entonces el Basaksehir no volverá”.

Desde la UEFA tomaron la decisión de reanudar el cotejo este miércoles, y por ello no dará por perdido el partido al Basaksehir (3-0) tal como lo establece el reglamento. Esto permitirá completar la clasificación final del grupo H, donde también se encuentran Leipzig y Manchester United, eliminado al igual que el elenco turco.