[VIDEO] El choque entre Suecia y Francia, clasificatorio para la Euro Sub 21, tuvo un final de película. El francés Layvin Kurzawa creyó asegurar el pase de su equipo, por lo que festejó antes de tiempo. Sin embargo, los nórdicos celebraron.

El fútbol es un juego de 90 minutos, en el cual hay que estar atento hasta el pitazo final del juez. Esa es una lección que deberá aprender el futbolista de Mónaco Layvin Kurzawa, quien celebró antes de tiempo la hipotética clasificación de Francia a la Euro Sub 21. Para su desgracia, Suecia, rival de los Galos, anotó un tanto salvador en la agonía del partido, que le valió el boleto al certamen continental.

Seguramente la inexperiencia le jugó una mala pasada al defensa del club monegasco. La llave se definió a doble partido: en la ida, disputada en territorio francés, el local se impuso por 2 a 0, en los segundos noventa minutos, celebrados en Halmstad, el duelo se encontraba 3-0 para los escandinavos, que así se metían en la Euro versión Sub 21.

A los 86 minutos se produjo una bisagra, cuando Kurzawa aprovechó un balón dentro del área local y puso el descuento para Les Bleus, un gol que revertía la historia. Quizá sea por ello que el jugador se descontroló y celebró la conquista en la cara de John Guidetti, juvenil del Manchester City inglés.

En ese momento, el mismo Guidetti y el resto de sus compañeros, hicieron de tripas corazón. Sabían que aún restaban tres minutos en el tiempo reglamentario y por eso, un minuto después, Oscar Lewicki conectó un tiro de esquina para colocar el 4-1 que resultó definitivo.

Con el pitazo del árbitro se desató la alegría y la bronca contenida por el sufrimiento previo de los locales. Obviamente todas las dedicatorias fueron para Layvin, quien padeció una vuelta olímpica con una dedicatoria especial, con todo el conjunto sueco burlándose de su festejo.

Así lo festejó Kurzawa

image

Las burlas que sufrió

image

Los goles del vibrante partido

El festejo antes de tiempo y la respuesta sueca

Foto: Sopitas