Este lunes la prensa británica informó el seleccionador de Gales, Ryan Giggs, terminó detenido el domingo como acusado de violencia de género contra su pareja, Kate Greville.

The Sun informó que la policía de Manchester intervino en el domicilio de la familia tras la denuncia de los vecinos por gritos y sonidos de pelea. El exjugador y entrenador quedó detenido y fue interrogado durante varias hasta ser puesto en libertad bajo fianza

El episodio no cayó bien e incluso aseguran que el puesto de entrenador en la selección galesa peligraría a causa del escándalo donde Greville sufrió heridas leves. Por lo pronto la Federación de Fútbol de Gales (FAW) decidió suspenderlo por tres partidos: “La federación galesa y Ryan Giggs mutuamente han acordado que el entrenador no participará en los próximos partidos internacionales. Nuestra inmediata prioridad es preparar al equipo para esos encuentros”, dijo la FAW en un comunicado. Robert Page, con el apoyo de Ryan, se hará cargo de los tres siguientes partidos, contra Estados Unidos, La República de Irlanda y Finlandia”.