Zlatan Ibrahimovic rescindió su contrato con Manchester United de manera antiicipada tras su poca actuación en esta campaña.

De hecho, se emparenta con que el sueco se marcharía de inmediato a la MLS para jugar en Los Angeles Galaxy.

Según la información del medio estadounidense, Sports Illustrated, el delantero de 36 años tiene acordado llegar al fútbol de aquel país.

El entrenador de Manchester United, José Mourinho habría autorizado a Ibrahimovic para que busque un nuevo club, ya que no tiene mayor continuidad en el conjunto rojo. Y hoy quedó todo oficializado cuando anunció la salida del sueco.

Zlatan jugó su último partido a fines de 2017, cuando los Red Devils empataron 2-2 ante Burnley en Old Trafford. Desde entonces no fue considerado por el portugués.