Un mes después de la Copa del Mundo, que terminó en forma prematura para Die Mannschaft, uno de sus máximos baluartes como Toni Kroos aseguró su continuidad.

“Seguiré en el equipo hasta la Eurocopa 2020 y me he puesto como meta que tengamos más éxito que en el último torneo”, dijo el futbolista de 28 años en una entrevista brindada al diario Bild.

Como integrante y pieza clave en el título conquistado en Brasil 2014, el volante no esquivó su responsabilidad por el mal paso que representó Rusia 2018, aunque hizo una aclaración personal: “Antes del Mundial tuve la sensación, y sigo creyendo que eso es así, de que necesito más pausas que en los últimos cinco o seis años para seguir manteniendo el mismo nivel”, explicó.

Además el hombre de la Casa Blanca criticó con dureza a Mesut Özil por anunciar su renuncia con acusaciones de racismo a la Federación Alemana de Fútbol (DFB). “La manera en que dimitió no fue correcta. La parte de su declaración en la que alude a cosas que no era necesario aludir se vio ensombrecida por un montón de estupideces. Él sabe que no hay racismo ni dentro de la selección ni en la Federación Alemana de Fútbol (DFB). Por el contrario, siempre hemos apostado por la diversidad y la integración y durante mucho tiempo fue un ejemplo de ello”, remarcó con plena confianza.

Para finalizar Kroos se refirió al seleccionador Joachim Löw, con quien se reencontrará en la nacional ya que fue ratificado en su cargo: “Él también luchó para que yo siguiera en la selección. Juntos encontraremos soluciones para que de cuando en cuando yo tenga un pausa”, sentenció.