Cada vez que salta al campo de juego para un partido de Champions League Real Madrid se vuelve letal. Esta vez, en París, el elenco español doblegó 2-1 a un PSG que extrañó demasiado a Neymar. Cristiano Ronaldo y Casemiro marcaron para el vencedor, mientras que Cavani había puesto la paridad transitoria.

De nada parece servir el dinero de los capitales árabes presentes en PSG. Una vez más el mejor equipo de Francia hizo agua en el máximo certamen europeo. Sin Neymar en cancha, Real Madrid cerró la serie y ganó a domicilio en un Parque de Los Príncipes que tuvo la intensidad que le faltó a los futbolistas locales.

Luego de una primera parte de trámite luchado y donde PSG tuvo ocasiones para marcharse por delante, la visita aceleró en el complemento y demostró ser letal. Con un CR7 diseñado para esta Copa. A los 51′ un ataque profundo que involucró a Marco Asensio y Lucas Vásquez culminó con un centro que Cristiano Ronaldo conectó de cabeza para prácticamente liquidar el pleito.

El panorama se complicó más aún para los parisinos cuando Marco Verratti vio la roja por una inocente protesta ante un fallo arbitral. No obstante, y luego de un cabezazo del argentino Javier Pastore, la fortuna le sonrió al dueño de casa cuando dos rebotes permitieron el tanto del uruguayo Edinson Cavani.

La emoción se incrementó y quizá con una remontada épica se podía empezar a cicatrizar las heridas que dejó la eliminación del año pasado ante Barcelona. Sin embargo la ilusión duró poco: Casemiro también recibió un guiño del azar luego de que un remate suyo se desvió en su compatriota Thiago Silva y puso el 2-1 final.

Pese a la pasión de sus hinchas se dio la lógica en París y Real Madrid sacó su chapa de eterno candidato al título para meterse en cuartos, en el día que celebra el 116° aniversario de su fundación. Es que los partidos se ganan en la cancha, y allí los jugadores de PSG parecen fallar una y otra vez en momentos claves.

En el otro duelo del martes, Liverpool igualó 0 a 0 en casa ante Porto, y aprovechando la goleada 5 a 0 que firmó en el partido de ida, también inscribió su nombre entre los ocho mejores de esta Champions.