A nivel local, la campaña de Real Madrid es una de las peores de los últimos años. Cuarto y a 19 puntos de Barcelona, la Liga ya es historia. Por eso, ya piensan en la próxima temporada y en los nombres para reforzar la plantilla. Una vez más, el Merengue insistirá por Mauro Icardi.

Corriere Dello Sport indica que el bicampeón europeo está dispuesto a pagar la clausula de rescisión de 110 millones de euros para quedarse con el argentino luego del Mundial, aunque también remarca que no tiene un consenso total de parte de la directiva.