Con seguridad comenzó una novela entre Real Madrid y Benfica: las Águilas tienen a la nueva figura del fútbol luso, y el Merengue ya puso los ojos en su talento. Por ahora el primer acercamiento entre ambos quedó en la nada.

El recuerdo de Cristiano Ronaldo en la Casa Blanca permanecerá imborrable para siempre. Pero a casi un año de su partida a Juventus, los ojeadores del club español detectaron a un diamante en bruto portugués de sólo 19 años de edad y quien ya se destaca en Benfica y los seleccionados juveniles.

João Pedro Neves Filipe, o simplemente Jota, es un goleador que está siendo considerado como el sucesor de CR7. Por ello el Merengue ofertó 18 millones de euros: sin embargo la cifra no conformó.

El delantero tiene contrato hasta 2020 y posee una cláusula de salida de 30 millones -en caso de celebrarse la renovación del vínculo ascendería a 120-, y viene de ser campeón europeo con la Sub-17 y Sub-19 de su país, siendo galardonado además como mejor jugador y máximo goleador.

Con tales pergaminos es sólo cuestión de tiempo para que Jota emigre a una liga de élite. El Merengue se adelantó a todos y dio un primer paso que no llegó a buen puerto, sin embargo será apenas el comienzo de un tire y afloje por el joven llamado a continuar la estela de CR7.