Un prócer del fútbol mundial como es Franz Beckenbauer quedó bajo sospecha por la designación de Alemania como sede del Mundial 2006, una situación que mancharía al Kaiser, quien fuera miembro del Comité Ejecutivo. El otro dirigente investigado es el español Ángel María Villar, presidente de la federación de su país y uno de los vicepresidentes de la FIFA.

Si bien el motivo por que se sospecha al teutón estalló en los últimos días, las razones del proceso sobre Villar no trascendieron. Sin embargo, varios medios españoles aseguran que se debe a su negativa a colaborar con la investigación sobre la concesión de los Mundiales Rusia 2018 y Qatar 2022. Mediante un documento, fueron ratificados los nombres de ambos como implicados: “Los procesos relativos a los dos dirigentes Villar y Beckenbauer han sido remitidos a la Cámara de Resolución”.

Actualmente, quien es presidente de la Real Federación Española de Fútbol, es el dirigente de mayor peso en Europa tras la sanción de 90 días que le fue impuesta al presidente de la UEFA Michel Platini.