El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ya piensa en la Copa del Mundo de 2026, que si bien no tiene una sede definida, se prevé que los cupos de participantes pasen de ser de 32 a 48.

En una visita en Colombia, en donde debió afrontar compromisos de agenda, el mandatario se mostró disconforme con el número de países que habrá en la cita ecuménica de Qatar 2022 y confesó que la cifra aumentará para dentro de diez años y apuntó a África y Asia como los grandes beneficiarios, que se sienten en desventaja con la gran cantidad de selecciones europeas.

La sede del Mundial 2026 saldrá de México, Canadá, Colombia, Chile, Marruecos, Venezuela y Perú, y se estima que los 16 mejores se clasifiquen de manera directa a la fase de grupos, mientras que los otros 32 deberán disputar una eliminatoria para conformar las ocho zonas de cuatro equipos. Esa ronda preliminar se podría jugar tres días antes del comienzo de la etapa de grupos y a partido único.