La Selección de Uruguay perderá un futbolista para disputar la Copa del Mundo en Rusia, ya que Mathias Corujo sufrió una importante lesión, confirmadas por el cuerpo médico de Peñarol.

El volante sufrió rotura de ligamento cruzado anterior, rotura de ligamento lateral externo y rotura de tendón del popliteo, en el encuentro ante Atlético Tucumán, según indicó el Manya.

De esta forma, la recuperación de Corujo será de alrededor ocho meses, con lo cual pierde toda opción de ir al Mundial.