Liverpool y Monterrey se miden este miércoles (14:30 hora de Argentina) por las semifinales del Mundial de Clubes. En la previa del encuentro, Antonio Mohamed dialogó con el diario Olé y se refirió al conjunto inglés: “Ya no hay rivales pequeños en ninguna categoría, todos tienen jugadores de jerarquía y saben cómo juega el rival. Se emparejó, ya no hay cuatro o cinco goles de diferencia como antes. Liverpool no es fácil, es el mejor equipo del mundo, pero tenemos la ilusión de competirle”, comenzó el entrenador del equipo mexicano.

Sobre la idea de juego, soltó: “Nuestro equipo tiene una esencia y queremos respetarla. Sabiendo que el rival nos puede llevar a no cumplir lo que queremos o a defendernos muy atrás. La idea es recuperar y atacar. No puedo decirles a mis jugadores que dejen de hacer lo que saben y que nos dio resultados. Debemos ofenderlos para poder ganarles”, indicó el Turco.

“Con alguna pelota larga a espaldas de los defensores, son un equipo corto. Con las recuperaciones en campo rival, debemos ser un equipo que presione en la salida para poder recuperar. También con el balón parado. Situaciones de gol vamos a tener, ellos también, pero pensamos en un partido casi perfecto”, subrayó sobre el encuentro ante Liverpool.

Respecto a la charla con sus jugadores, contó: “Lo emocional está descartado, van a dejar todo, saben que el mundo los está mirando. Es el partido que siempre soñaron jugar. Lo que me queda a mí como entrenador es darles las herramientas para que estratégicamente hagamos un buen partido”, deslizó el DT.

Por último, se refirió a la importancia del cruce ante Liverpool: “El partido más importante que me toca dirigir. Estuve en finales de Copas y en escenarios muy importante, pero esto supera todo por la trascendencia que puede tener si ganamos. Vamos por el batacazo. El sueño no me lo quita nadie. Es muy difícil, pero somos muy competitivos y eso no lo vamos a abandonar”, sentenció.