Desde la Asociación China de Fútbol anunciaron nuevas reglas que restringen a un máximo de 3 millones de euros (3,3 millones de dólares) el salario para jugadores extranjeros. La medida fue informada hoy el portal estatal de noticias China.org.cn.

“Nuestros equipos han quemado demasiado dinero y nuestro fútbol profesional no se ha dirigido de forma sostenible. Si no tomamos medidas a tiempo, temo que se derrumbe”, apuntó el nuevo presidente de la CFA, Chen Xuyuan.

Asimismo para 2020 se impuso un límite total de gasto para cada equipo de 1.100 millones de yuanes (157 millones de dólares, 142 millones de euros), y como máximo podrán dedicar el 60 % de esa cifra a pagar sueldos.

Sin embargo se conoció que la medida afectaría solamente al sueldo base y no a otras primas, y que los contratos en vigencia no tendrían que ajustarse a las nuevas normas (aplicables para los fichajes y renovaciones a partir del 1 de enero). Por último se anunció que se elevará de tres a cuatro el número de extranjeros que puedan jugar en cada encuentro.