Desde la aparición del brote de coronavirus, varios países son los que agigantaron la cantidad de afectados. Puntualizando en el continente europeo, los lugares que tienen una situación bastante crítica son España e Italia y justamente este último se encuentra muy cerca de los 200.000 casos confirmados.

Al igual que en otros sectores, la actividad deportiva está pausada aunque en este caso si hay una fecha estimada para su regreso: mediados de mayo. Los futbolistas están a la espera, mientras realizan la cuarentena y algunos brindaron su testimonio como Javier Pastore, quién defiende los colores de la Roma.

El volante, con pasado en Huracán y Palermo, tuvo una charla con la Agencia Córdoba Deportes y brindó algunos detalles del día a día en suelo italiano: “Estoy pasando la cuarentena junto a mi mujer y mis dos hijos. Somos nosotros cuatro en casa con una pareja de amigos que viven con nosotros acá en Italia, estamos los seis hace prácticamente 50 días encerrados. Hacemos las compras por Internet, ya ha pasado mucho tiempo y estamos en la espera de ver cuándo podremos salir”.

“Mientras todo esto pasa, por mi parte, me levanto a la mañana y hago el entrenamiento que me manda el club, que por cierto nos mandaron todos los elementos necesarios para hacerlo en casa. Dos o tres días a la semana hacemos FaceTime en grupos de 10 o 15 para hacer bicicleta, correr o el trabajo que nos toque. Almorzamos con mi familia, a la tarde estamos con los chicos, los hacemos jugar, la tarea que les mandaron del colegio por Internet, vemos series, pasamos el tiempo como se pueda”, agregó Pastore.

Por último, cerró: “El club se movió rápido, se manifestó de la mejor manera, nos cuidó a nosotros y a nuestras familias, se puso de nuestro lado. No nos hizo viajar por Europa League, no quiso que fuéramos a los entrenamientos. El club decidió que primero que todo estaba la salud de cada jugador, familiares y de los que trabajan ahí”.