La bronca e impotencia luego de la desatención defensiva que generó el 2-2 con el que los africanos forzaron la tanda de penales no se borrará fácilmente. Es que Argentina tenía todo para pasar a Cuartos donde lo esperaba Italia -batió 1 a 0 al local Polonia- y terminó afuera del certamen por un grosero error.

“Era un rival duro, pero tuvimos controlado el partido. Nos descuidamos en una, como pasó, y en una Copa del Mundo si no estás atento hasta el último minuto lo pagás caro”, disparó Ezequiel Barco muy apesadumbrado.

El ex Independiente fue una de las figuras del equipo, incluso convirtió el segundo gol de los conducidos por Fernando Batista, y se mostró dolido por la temprana eliminación. “Dimos todo lo nuestro. Y a esta altura tenés que dar un 120%, estar muy atento, porque si no lo estás te quedás afuera. Sabíamos que no había que cometer faltas… Estoy muy caliente y muy triste por eso”, finalizó.