Inter recibió al Palmeiras por los cuartos de final de la Copa de Brasil. Tras caer 1-0 en la ida, el conjunto dirigido por Odair Hellmann logró igualar la serie y llevar a la definición por penales. Finalmente, los de Porto Alegre se impusieron 5-4 y lograron meterse en las semifinales del certamen.

En el último minuto del encuentro, Andrés D’Alessandro fue expulsado por el árbitro del partido. Tras el gol de Víctor Cuesta sobre la hora, que le daba la clasificación directa a las semifinales, el árbitro decidió acudir al VAR para observar el tanto del defensor argentino. En ese instante, el Cabezón persiguió al referi hasta la pantalla e inmediatamente recibió la segunda amarilla, y terminó viendo los penales desde el vestuario.

Sin D’Alessandro en el encuentro de ida, Inter jugará la semifinal ante Cruzeiro que se clasificó tras superar en cuartos de final a Atlético Mineiro. El campeón del certamen disputará la Copa Libertadores 2020.