Tras la igualdad que entregaron Inter y el Millonario, Andrés D’Alessandro se chicaneó con buena onda con Marcelo Gallardo, y después en los micrófonos resaltó su figura y los logros en el club de Núñez.

“Lo felicité por todo lo que está haciendo y por querer siempre más. River siempre quiere más y él no afloja. Es un ejemplo”, apuntó el 10 tras el partido válido por la tercera fecha del Grupo A de la Libertadores 2019.

Según el Cabezón el camino del entrenador que supo dirigirlo en su retorno a River en 2016 sólo puede llevarlo a la Albiceleste: “Espero que el día que le toque, como todos quieren, que tenga la oportunidad en la Selección porque me parece que va camino a eso si él quiere. La oportunidad se va a presentar”.

Sobre lo que significó enfrentar a su exclub el Cabezón lo grafico con sensaciones particulares: “Hablé con mis viejos por teléfono. Sé que está en Argentina y que iba a estar nervioso porque nunca quiere que juegue contra River. Es especial por más que no lo diga mucho. Encontrarme con River es especial, difícil y complicado para mí y mi familia”.

Por último dejó en claro que de ser necesario volverá a River, de donde emigró en su último paso para sacar del descenso a su actual equipo: “El día de mañana si River necesita una mano y alguien me llama, veremos. Obviamente nací en el club, hice infantiles e inferiores, fui al colegio, conozco los vestuarios, los pasillos y todo lo que tenga que ver con la institución. Le dejo la puerta abierta para cuando necesite algo el día que deje mi carrera. Más allá de todo agradecido y pensando que le vaya bien”.