El revuelo que generó la roja a Neymar luego de protagonizar una pelea ayer, en ocasión de un picante duelo en París entre Paris Saint Germain y Olympique Marsella. El 10 de Brasil se fue expulsado tras reaccionar contra el defensor rival Álvaro González, a quien acusó de haberle dicho “mono hijo de puta”.

Dani Alves, excompañero de Neymar en el Barcelona, PSG y en la propia selección brasileña, lo respaldo mediante un mensaje en Instagram: “Tanto en el deporte como en la vida, estamos ahí para inspirar a las personas, para transformar vidas y no hay lugar para las personas que proclaman el odio o el racismo. Que no te dejes guiar por el odio hermano mío, que seas la paz y la bondad que llevas en tu alma. El amor es la única forma de luchar contra el odio, ¡incluso si hiere nuestra naturaleza momentáneamente! Te amo, hermano pequeño”.

Por su parte, el defensor Álvaro González se defendió en redes y negó cualquier tipo de agresión racista de su parte: “No existe lugar para el racismo. Carrera limpia y con muchos compañeros y amigos en el día a día. A veces hay que aprender a perder y asumirlo en el campo. Increíbles tres puntos hoy”.