Las constantes lesiones le jugaron en contra, sumado a que con 33 años no son muchos los millones que el club podrá exigir por su pase. Aún así, se marchará con el pase en su poder, es que candidatos le sobran para mudar sus goles. Tras una década como jugador franquicia de los Ciudadanos, el Inter de Antonio Conte lo anotó en la lista de posibles refuerzos.

En Italia se habla de un contrato por dos temporadas con opción a una tercera y un salario que rondaría los 7 millones de euros anuales. Sería un nuevo desafío en la carrera del ex Independiente luego de pasar por La Liga y la Premier League.

Manchester City se quedaría sin su máximo ídolo que conquistó trece títulos desde su arribo en 2011/12 y se convirtió en el cuarto máximo goleador de la historia de la competición con 180 goles, sólo por detrás de Andy Cole (187), Wayne Rooney (208) y Alan Shearer (260).

El delantero se lesionó el 22 de junio frente a Burnley, debió ser operado de los meniscos y todavía no pudo regresar a las canchas. Su reaparición se esperaba para septiembre, pero a esta altura todavía no pudo retornar si bien comenzó los entrenamientos con normalidad.