Las listas de cada candidato a presidente de Boca quedaron confirmadas la semana pasada y cada frente empezó a jugar fuerte. Juan Román Riquelme, quien tuvo acercamientos con los tres bandos, finalmente se inclinó por el de Jorge Amor Ameal, secundado por Mario Pergolini. La nómina “Volver a Ganar”, liderada por José Beraldi, está tras los pasos de Gabriel Omar Batistuta para convencerlo de transformarse en el nuevo manager en caso de triunfar en las urnas.

Lo concreto es que el ex goleador de la Selección Argentina se mostró muy cercano a Román en la exhibición que brindó Roger Federer la semana pasada. Hace no mucho tiempo, “Bati” había declarado su deseo de desembarcar en el “Xeneize” como dirigente en el Departamento de Fútbol.

Cabe recordar que el santafesino tuvo una breve experiencia en Colón de Santa Fe entre 2011 y 2013 como directivo, sumado a que el año pasado se recibió como director técnico con el título de UEFA A. En mayo pasado sonó como posible DT del Middlesbrough de la Segunda División de Inglaterra y hasta Diego Maradona lo tentó para agarrar Gimnasia y Esgrima de La Plata, pero declinó la oferta por la operación de rodilla en septiembre.

Durante el lanzamiento de su documental y en plena rehabilitación, se mostró con muletas pero espera reincorporar el deporte a su rutina. ¿Qué ocurre? Habrá que ver qué sucede con Nicolás Burdisso, actualmente en el cargo y con contrato hasta fines de 2020. Es un hecho que Gustavo Alfaro no continuará como cabeza de grupo, por lo que asomaron dos nombres fuertes para sucederlo: Martín Palermo y Miguel Ángel Russo. Los comicios tendrán la última palabra.