La llegada de Daniele De Rossi genera revuelo por lo importante de su trayectoria, pero un tema no menor era que las seis plazas para extranjeros estaban cubiertas. Pero la buena noticia tiene aroma a café: Frank Fabra consiguió la nacionalización argentina. Sin necesidad de esperar por la venta de Nahitan Nandez, el defensor le hizo un guiño al ex Roma.

El colombiano, que llegó al club de la Ribera a principios de 2016, cumplía sobradamente con los dos años ininterrumpidos de residencia en el país que existen como requisito para aplicar a la doble ciudadanía, por lo que hace algunos meses que había iniciado los trámites para conseguir su documento argentino. Y si bien la gestión no se hizo específicamente para solucionar la cuestión mencionada, los tiempos burocráticos permitieron la feliz coincidencia: el lateral juró la Constitución Nacional y, a los ojos de la AFA, es un albiceleste más.

Ahora a Boca le quedará disponible un lugar para sumar un jugador foráneo (en el plantel ya están los también colombianos Sebastián Villa y Jorman Campuzano, el paraguayo Junior Alonso y el venezolano Jan Hurtado): ¿la aprovechará para ir a buscar un delantero extranjero que reemplace a Darío Benedetto?