En segundos la tarea para Nacional de cara al segundo juego de la serie de cuartos de esta Copa Libertadores se vio trastocada. En la adición llegó el segundo tanto de River, con la aprobación del VAR mediante descartando un posible offside, para poner el score cuesta arriba pensando en los ’90 restantes.

La bronca del Bolso se hizo sentir respecto a las dudas que generó la posición de Zuculini. Desde su mirada el volante Rafael García fue lapidario con el arbitraje encabezado por Andrés Rojas: “En el segundo gol hay un claro fuera de juego, es una lástima que en el fútbol sigan sucediendo este tipo de actos de injusticia”, apuntó en conferencia de prensa.

La ausencia de una imagen contundente que avale el gol -se vieron imágenes contradictorias desde dos ángulos- y la no utilización de línea virtual que permita esclarecer con claridad la situación da que hablar. “Si no hubiese VAR ahí no se podría cuestionar la mala intención digamos, pero al haber VAR ya no queda otra cosa que pensar de mala forma, que hay mala intención, porque justamente el VAR está para evitar este tipo de situaciones”, agregó García.