Los hinchas de Zenit ofrecieron una imagen espectacular en la previa del partido correspondiente a los 16avos de la Europa League ante Fenerbahce. Los seguidores montaron un pasillo de fuego generado por bengalas para acompañar al plantel rumbo al estadio.

Al parecer tal parafernalia dio resultado debido a que el equipo ruso se impuso por 3-1 dando vuelta la serie (había perdido 1-0 en Turquía), y se clasificó a la siguiente instancia de la competencia europea.

Sebastián Driussi y Wilmar Barrios fueron titulares en Zenit y disputaron los noventa minutos. El colombiano fue amonestado al inicio del segundo tiempo.