El rumor cobró fuerza con el correr de las horas y, tras la confirmación de que Celta de Vigo despidió a Óscar García Junyent luego de acumular siete partidos sin ganar, la información tomó forma. Así las cosas, Eduardo Coudet se convirtió en el principal candidato a sucederlo en lo que sería su primera experiencia en Europa, y las internas puertas adentro en Porto Alegre se filtraron.

Inter, además de ser puntero del Brasileirao con 36 puntos (uno más que Atlético Mineiro), será rival de Boca en los octavos de final de la Copa Libertadores, el 25 de noviembre como local, y el 2 de diciembre en la Bombonera).

El “Chacho” asumió en diciembre del año pasado y cumplió con las expectativas más allá de que la presión reinante en Brasil lo condiciona. Entre motivos varios que caldearon la situación en un escenario electoral, reclamó por la falta de refuerzos para pelear con mayor jerarquía.

Luego del empate 2-2 ante Coritiba, fue consultado en conferencia de prensa por el interés desde España pero esquivó la pregunta. En su época de futbolista, defendió la camiseta “Celtista” en la temporada 2002/03 y no vería con malos ojos pegar el salto.

Sin embargo, resta acordar su salida ya que tiene dos cláusulas: si sale antes de diciembre, el club que lo quiera deberá pagar todo lo que resta del contrato que vence a fines de 2021; mientras que, si se va a partir de enero, la cláusula implicará el equivalente a tres sueldos.