Julio Buffarini es la primera figura del mercado veraniego y los dos clubes mas grandes de Argentina lo quieren. Primero sonó en Boca, que necesita un lateral derecho para competir con Leo Jara; y en las últimas horas apareció River, que tiene a Jorge Moreira lesionado y ocupando un cupo de extranjero.

Pero el futbolista tiene una contra: su larga inactividad ya que a principios del 2017, víctima de las críticas por no tener la clásica vocación ofensiva de los laterales brasileños y algunos errores que costaron partidos, perdió primero la titularidad y luego directamente comenzó a no estar ni siquiera en el banco.

En declaraciones a TyC Sports, Buffarini reconoció “Tengo contrato, pero seguramente el club escuchará ofertas. Desde que llegó el nuevo entrenador no jugué lo que quería”. Ademas agregó: “Es un orgullo que se hable de mí para ir a Boca o River, cualquier jugador sueña con llegar a un grande. Sé de la magnitud que tienen los dos equipos y no tengo preferencias por ninguno”.

Su último partido como titular fue en agosto, mientras que su participación en un juego oficial data en el empate 2-2 ante Ponte Preta, el 10 de septiembre. Por esta situación, según confirma Goal Brasil, en Sao Paulo están decididos a negociar su ficha o utilizarlo como moneda de cambio en otra negociación.