“Voy a seguir en el PSG por cuarto año porque se lo debo a todo el mundo: directivos, seguidores… Voy a seguir pase lo que pase, quiero ayudar para que el equipo gane títulos y sea el mejor del mundo”, soltó Kylian Mbappé.

Las palabras retumbaron en los pasillos del Santiago Bernabéu, dado que existen fluidas charlas con su entorno para contratarlo. Finalmente, el guiño esperado desde España no llegó pero no modifica en lo más mínimos los planes de sumarlo.

Es más, el francés rechazó había rechazado la posibilidad de renovar contrato en París, aunque sus recientes declaraciones otorgaron tranquilidad en el campeón de la Ligue 1. Con vínculo hasta junio de 2022, el delantero se mantiene expectante acerca de su futuro.