Asumió en enero de 2017 el que fue el mayor reto de su carrera: dirigir el club al que defendió como jugador entre 1997 y 2001. El arranque fue demoledor, con una Roma aguerrida y práctica que parecía haber recuperado la memoria de la mano de un eterno Francesco Totti, inoxidable en la etapa final de su carrera. Sin embargo, al día de hoy las cosas cambiaron y el entrenador de 49 años fue removido del cargo.
“El AS Roma comunica que desde hoy Eusebio Di Francesco ya no es el responsable técnico del Club. La Sociedad da las gracias al entrenador por el trabajo desarrollado en el banquillo ‘giallorosso’ y le desea lo mejor para el futuro”, reza el escrito que dio a conocer la institución.
Además de la reciente eliminación, la Loba cayó en los Cuartos de final de la Copa Italia con un humillante 7-1 ante Fiorentina, y se ubica quinta en la Serie A, a tres unidades del último clasificado a la próxima Copa de Campeones.
Por el momento no se informó quién será su sustituto, aunque entre los candidatos está Claudio Ranieri, nacido precisamente en la capital italiana y que ya trabajó allí de 2009 a 2011.