Por la fecha 13 de la Liga, Barcelona logró superar a Levante por 1-0 gracias a un potente zurdazo de Lionel Messi. Más allá de los tres puntos, el gol tuvo un valor significativo: fue el tanto 642 con el elenco Culé y quedó a tan solo uno de empatar el récord histórico de Pelé.

El brasileño alcanzó la marca de 643 anotaciones con un mismo club en sus 757 encuentros con la camiseta de Santos, en una marca edificada a lo largo de 18 años en el Peixe. La similitud con el registro del rosarino es notable ya que Messi alcanzó el registro en 746 partidos oficiales.

El próximo miércoles, ante Real Sociedad, la Pulga tendrá la chance de empatar a O Rei. ¿Cuánto resistirá la marca que el brasileño hizo propia en 1974?