Ayer, en La Fortaleza, Lanús e Independiente abrieron el juego por un lugar en las semifinales de la Copa Sudamericana. Luego de 90′ el empate en cero fue imposible de romper, pese a que desde el juego la visita creó varias situaciones claras.

Luego del partido el entrenador del Rojo, Lucas Pusineri, analizó un empate que lo dejó con sabor a poco teniendo en cuenta el score: “Destaco todo el esfuerzo de mis jugadores post pandemia. El compromiso que tienen hace que me llene de orgullo. El equipo volvio a demostrar su compromiso, siento que pudo haber ganado. A seguir de la misma manera, con mucho trabajo y recuperando futbolistas, preparando lo que se viene”, expresó.

En la conferencia de prensa posterior, Pusineri continuó su comentario sobre el rendimiento positivo del equipo de cara al encuentro de vuelta el próximo jueves a las 19.15 en Avellaneda: “Es un punto para cada uno. Hay que tener en cuenta que fue un partido difícil, contra un rival complicado y es complejo lograr supremacía. Por momentos lo conseguimos. La temperatura complicó, fue un calor y humedad alta para todos los futbolistas. Nosotros tendremos que luchar y preparar a nuestro equipo para lo que viene. Faltan 90 minutos y será un trámite parejo, pero confío ciegamente en mis jugadores para lograr pasar de fase”.

Para finalizar explicó que la ausencia de Silvio Romero se dio pensando en que arribe a plenitud para la revancha: “Evaluamos todos los escenarios posibles y era muy riesgoso poner a Silvio Romero hoy. La idea es que esté la semana que viene; hoy era mejor que esperara y tenemos fe de que estará la semana que viene en la revancha”, detalló.