El defensor de Banfield ironizó sobre su expulsión tras la eliminación de la Copa Libertadores en el duelo frente a Nacional de Montevideo y dijo que podría convertirse en récord al ver la roja por saludar al árbitro. “Puedo entrar en el libro Guinness por ser el primer jugador expulsado por apretar fuerte la mano de un árbitro”

“Lo fui a saludar al árbitro en forma irónica una vez terminado el partido. Le dí fuerte la mano y no lo soltaba. Cuando lo hice me mostró la tarjeta roja”. Luego agregó: “Cuando me expulsó le dije que lo que había hecho era porque tenía el culo sucio”, detalló.

El equipo de Julio César Falcioni quedó eliminado de la Libertadores tras igualar 2 a 2 en la ida en Argentina y caer 1 a 0 en Uruguay, en un encuentro con mucha polémica donde el árbitro brasileño Sandro Ricci obvió un claro penal sobre Nicolás Bertolo.