Una vez más la localía de River sigue dando que hablar. Al revuelo por el River Camp, le siguió la gestión para actuar en cancha de Independiente, y ahora una diferencia económica abre las puertas a otro cambio.

Independiente le avisó al club de Núñez que, tras el partido con Rosario Central, subirá fuertemente el costo del alquiler por el Libertadores de América: el acuerdo actual por partido es de $300 mil pero con la actualización pasaría a $3,5 millones por jornada.

La cifra es cercana a valores acorde a los partidos de Copa Libertadores, que rondan los 60.000 dólares (unos $5 millones de pesos al valor oficial). La disyuntiva pasa por las comodidades acordes que brinda el estadio, aunque a un precio elevado.

Las otras opciones que se manejaron en su momento, Huracán y Vélez, no reúnen características importantes para la tropa de Marcelo Gallardo. Además, los costos no tienen tanta variación entre los equipos de Primera División.

Por ello se piensa en Platense como una alternativa posible: la cercanía y buena predisposición entre las partes pueden hacerlo posible. El detalle de la iluminación del recinto no genera problemas para el fútbol local pero puede ser determinante pensando en la aprobación de Conmebol de cara a utilizarlo en el certamen continental. ¿Podrá darse la localía en Vicente López?