Javier Saviola y Pablo Aimar jugaron juntos un picadito en la Asociación de Fomento Parque Chas, club en donde el Conejo dio sus primeros pasos y al que ayudó en lo económico.

Compañeros en River, Benfica, la Selección, de paredes y gambetas, los futbolistas se juntaron para recordar viejas épocas.

“Mis mejores momentos de la infancia la pase en esta cancha, hoy en esa misma cancha me junte con mis amigos y siento la misma felicidad que cuando empecé”, publicó Saviola en su cuenta Instagram.