El flamante refuerzo de Boca causó furor durante su travesía rumbo a la Argentina, incluso estaba anunciado que antes del fin de semana se presentaría ante la prensa. Pero las ganas deberán aguantar un poco más.

Primero deberá resolver algunos asuntos personales, mientras seguirá entrenando con el plantel que conduce Gustavo Alfaro. El domingo, en el debut de la Superliga ante Huracán, irá a la Bombonera pero lógicamente no jugará.

Si se respeta la programación original, la presentación se hará en el salón Filiberto del Complejo Pedro Pompilio, el próximo lunes a primera hora.