Pasaron días de las sanciones a Pablo Matera, Santiago Socino y Guido Petti, por sus dichos discriminatorios y xenófobos vertidos en las redes sociales, y el indulto posterior de la UAR (pero no del entrenador Mario Ledesma). En ese clima enrarecido el seleccionado argentino de rugby logró otro positivo empate ante Australia, en la fecha final del Tri Nations.

En una noche marcada por la necesidad de defender ante el ataque de los Wallabies, el equipo argentino se llevó otra igualdad 16-16 que le permitió cerrar un gran torneo siendo escolta y con una chance de ser campeón que supo estar latente frente a las grandes potencias.

Esta vez las incidencias estuvieron a la orden del juego, con amarillas y una roja que fueron variando el péndulo de un lado y otro. Con la lluvia como protagonista en la parte incial se pudo ver lo mejor en ofensiva para el combinado de Mario Ledesma.

Luego de salir indemne de la amonestación a Marcos Kremer, un duro golpe de Michael Hooper sacó de la cancha previsoramente a Nicolás Sánchez (a la postre goleador del certamen), y en ese interín llegó la conquista a pura velocidad de Bautista Delguy.

Incluso otra chance encabezada por Rodrigo Bruni no pudo ser capitalizada en el in goal rival. Sin embargo el pie del apertura tucumano mantuvo al frente al equipo de cara al descanso.

No obstante, el Cachorro salió con una lesión muscular para decretar una buena noticia pese a todo: el regreso certero de Domingo Miotti al primer equipo. Un penal importante puso el 16-9 cuando los Wallabies perdieron a Lukhan Salakaia-Loto, quien se fue expulsado sin discusión posible.

Lamentablemente la presión del local forzó a un nuevo penal en defensa, y Lucas Paulos lo pagó con la tarjeta amarilla. Allí apareció Hooper en ataque y desde su empuje puso el try que Reece Hodge convirtió para igualar el score definitivamente.

Más allá de los problemas extradeportivos, los que merecen una discusión por fuera de las canchas, Los Pumas tuvieron un campeonato para archivar en las mejores páginas: la victoria ante Nueva Zelanda y estos dos empates nada menos que frente a Australia en tierras oceánicas.