La Real Academia Española define deja vú como “sensación de haber pasado con anterioridad por una situación que se está produciendo por primera vez”. Es por esto por lo que no se puede utilizar este término para resumir la apertura de la temporada 2019 en el gran premio de Qatar ya que el desenlace del mismo se había visto hace un año.

Misma acción, mismos protagonistas, separados por 357 días. Marc Márquez, campeón reinante de la categoría, persiguiendo a Andrea Dovizioso, actual subcampeón, durante las últimas dos vueltas y buscando adelantarlo en la última curva. Aquella que desemboca en la recta principal, cuya línea de meta se encuentra más cerca del primer giro.

Al igual que en 2018, el español se lanzó por la parte interna de la curva 16 pero el italiano le hizo una tijera para salir mejor pisado y, aprovechando el poder de tracción y la velocidad en punta de su Ducati, llevarse la victoria por 23 milésimas de segundo.

Pese a que las 22 vueltas se resumieron a esa maniobra, la carrera fue apasionante de principio a fin con cinco motos comprimidas en menos de un segundo al cruzar la línea de meta. A su vez, la pelea por el último escalón del podio también mantuvo en vilo a todos hasta el final con la resistencia de Cal Crutchlow sobre Alex Rins, que había peleado en la punta con Dovi y Márquez, y Valentino Rossi.

Otros que se codearon con los líderes fueron Danilo Petrucci, finalmente sexto pero que llegó a estar tercero por detrás de Dovizioso, Maverick Viñales (7°), quien había conseguido la pole el sábado pero nunca pudo recuperarse de su mala largada, y Joan Mir (8°), el novato de Suzuki que estuvo a las puertas del podio pero perdió agarre sobre el final.

En las categorías inferiores, Lorenzo Baldasarri se quedó con el triunfo en Moto 2 sobre Thomas Luthi, quien remontó desde la duodécima posición, y en Moto 3 los 25 puntos fueron para Kaito Toba, mientras que el argentino Gabriel Rodrigó cosechó un punto por haber finalizado 15°.

La próxima parada de la élite de las motos será en Argentina, más precisamente en las Termas de Río Hondo, el fin de semana del 29, 30 y 31 de marzo.

El desenlace calcado entre 2018 y 2019: