La Unión Argentina de Rugby (UAR), a través de su Consejo Directivo, elaboró un plan de ayuda extraordinaria y en carácter de excepcional de unos 100 millones de pesos para los 664 clubes que se encuentran distribuidos por todo el país.

Con una crisis derivada de la cuarentena del Covid-19 que afecta a las instituciones, la medida fue presentada en una reunión virtual aprobada en forma unánime por las 25 uniones que conforman la UAR.

“Luego de haber realizado una evaluación general durante estos últimos meses, donde la economía de la UAR, de las uniones y de los clubes se vio fuertemente impactada, hemos decidido avanzar con este plan excepcional”, remarcó Marcelo Rodríguez, presidente de la UAR, en un comunicado.

Al frente del grupo de trabajo estará el vicepresidente Gabriel Travaglini, acompañado por los consejeros Juan Norton, Jorge Bruzzone y Juan Pablo Bello, y los presidentes de las uniones de Córdoba (Félix Páez Molina), San Juan (Juan Sansó) y del Valle de Chubut (Adrián Febrero); además de dos exjugadores como asesores externos.

Por último, Rodríguez explicó que la ayuda resulta un compromiso económico de peso debido a que “comprende la utilización de las reservas que posee la institución, ya que es una medida imprescindible para preservar y continuar con el desarrollo del rugby de base en Argentina”.