La última presentación de la Fórmula 1 de cara al receso de mitad de temporada dejó la primera pole en la carrera del holandés Max Verstappen tras 93 intentos. Además el crono fue el más rápido en los 33 años de vida del Hungaroring. Así, con 21 años sumó su apellido al selecto grupo del centenar de pilotos que ostentan poles en F1.

El final de la Q3 encontró al piloto estrella de Red Bull con un registro de 1:14.572, y tan sólo 0.018 segundos lo separaron del Mercedes de su escolta, el finlandés Valtteri Bottas. Mientras que dos décimas por detrás se ubicó el quíntuple campeón del mundo Lewis Hamilton.

Fuera de discusión quedaron ambas Ferrari, tras una sesión compleja que tuvo el impacto contra las defensas de la monoplaza 16 de Charles Leclerc. Sin embargo el monegasco superó a Sebastian Vettel para adueñarse del cuarto lugar de la grilla, aunque las máquinas de Maranello quedaron a medio segundo de la cima.

Otro que no logró mantener el ritmo fue Pierre Gasly, luego de encabezar el dominio de Red Bull en la jornada de ayer durante la práctica libre 2. Por su parte el británico Lando Norris venció a su compañero, el español Carlos Sainz Jr, quedando ambos McLaren en séptimo y octavo cajón de salida, y por último el francés Romain Grosjean (Haas) y el finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo) se quedaron respectivamente con el noveno y décimo lugar.

Este domingo Hungría recibe a la última carrera antes del parate obligado que tendrá la Fórmula 1 hasta el próximo mes de septiembre. ¿Se dará otro festejo de Verstappen como hace siete días que termine de confirmarlo como rival a la corona?