Si los espectadores que habían viajado hasta Santiago del Estero esperaban una pelea reñida por la victoria, se volvieron desilusionados. Esto se debe a que Marc Márquez se robó el show al mostrarse intocable durante todo el fin de semana y confirmándolo en la carrera del domingo, donde largó en la pole y estuvo en la punta durante las 25 vueltas.

Y no solo eso: el español fue el único en registrar tiempos por debajo de 1.40:00 en casi todos sus giros, lo que le permitió establecer una distancia de más de 15 segundos con Valentino Rossi y Andrea Dovizioso, sus únicos perseguidores. La diferencia final de nueve segundos no se debió a una recuperación de los italianos sino de que el piloto de Honda desaceleró durante las últimas dos curvas para entrar parado sobre su moto a la recta principal, afirmando su dominio.

Por más irreal que parezca semejante diferencia en una competencia como Moto Gp, esta no es la primera vez que Márquez se convierte en amo y señor de Argentina. Después del polémico gran premio de 2018 donde fue sancionado y aún así remontó hasta el 18° lugar, en 2016 aventajó a Rossi por más de siete segundos para quedarse también con el triunfo.

El espectáculo se vio en la pelea por los dos escalones restantes del podio con un grupo compuesto por Rossi, Dovizioso, Petrucci, Miller y Morbidelli. Sin embargo, Il Dottore y Dovi se escaparon sobre el final para terminar definiendo mano a mano de qué lado de Márquez se iban a ubicar en la ceremonia de premiación.
Al igual que en Qatar, la Yamaha de Valentino volcaba más fácilmente en las curvas pero sufría en la recta con la velocidad en punta de la Ducati. Recién en la última vuelta el piloto de 40 años pudo contener al subcampeón vigente de la categoría y lo adelantó en el último sector para finalizar segundo y hacer delirar a toda la tribuna 46.

Con esa maniobra, Rossi le entregó el liderazgo del campeonato a Márquez sobre Dovizioso con solo dos fechas disputadas. La próxima parada será en Austin, Estados Unidos, donde el español está invicto desde que corrió por primera vez en Moto 3.

En las categorías inferiores, Baldassarri se quedó con la victoria en Moto 2 seguido por Remy Gardner y Álex Márquez, hermano menor de Marc, y en Moto 3 los 25 puntos fueron para Jaume Masia, acompañado en el podio por Darryn Binder y Tony Arbolino. El argentino Gabriel Rodrigo, que llegó a colocarse primero en la última vuelta, finalizó sexto y se ubica undécimo en el campeonato con 11 unidades.