El Rally Show montado en Monza tuvo hoy su epicentro en la mítica pista que es una cita clásica de la Fórmula 1. En un día marcado por las pasadas en sectores del dibujo tradicional, y también del óvalo en desuso, además de transitar los caminos aledaños, el español Dani Sordo se mostró más fuerte al comando del i20.

Con un total de dos victorias sobre los cinco tramos del día, el piloto de Hyundai, quien viene de festejar en Cerdeña, cerró con un segundo de ventaja sobre el finlandés Esapekka Lappi (Ford Fiesta). En su favor aprovechó la lluvia y su posición en el camino para trepar a la cima de la general.

Además, de cara al bucle vespertino la lucha por el título se cerró más entre el francés Sebastien Ogier y el galés Elfyn Evans. Ambos pilotos de Toyota están en puja por el tercer lugar, y por ahora el seis veces campeón se impone por 5,1 segundos sobre el líder del Mundial.

Asimismo, el viernes marcó la fortuna del belga Thierry Neuville luego de una salida de pista que provocó su abandono cuando estaba en desarrollo la cuarta especial.

El clasificador general en Monza encuentra en sobre el cierre del grupo mayor al estonio Ott Tänak (Hyundai), quien deja escapar la corona de 2019, y el finlandés Kalle Rovanperä, ante retraso tempranero de Takamoto Katsuta.

Mañana se esperan los decisivos tramos en las montañas de Lombardía. Atrás quedará al menos hasta el domingo las pasadas artificiales montadas para esta carrera. Monza entragará al nuevo campeón, y quien busque preciarse de ello deberá sacar a relucir su talento el sábado.