La obsesión de River se llama Lucas Pratto, está más que claro. Por esa circunstancia, el Millonario se dispone a hacer uso de un apodo y poner una cifra exorbitante para traer al atacante de Sao Paulo: 10 millones de dólares.

Una montaña de billetes norteamericanos podría ofertar River para cumplirle el deseo a Marcelo Gallardo, quien ya habría hablado con el jugador para manifestarle su interés.

Más allá de eso, la salida de Sao Paulo no pinta nada fácil, porque los brasileños también esperan una oferta de Cruzeiro.

A favor están las ganas de Pratto de regresar al país. “Le gustaría volver a la Argentina para estar cerca de su hija. Está dispuesto a escuchar. Si la oferta es buena, Pratto ve con buenos ojos volver al país”, indicó Gustavo Goñi, representante del jugador, en Sportia, aunque aclaró rápidamente. “Nadie de River se comunicó conmigo”.