Minutos de tensión se vivieron en la antesala del duelo entre Talleres y Lanús en Córdoba. Las inmediaciones del estadio, en donde hace de local el conjunto presidido por Andrés Fassi, promovieron la presencia de decenas de personas de la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles.

Las fuerzas policiales interpretaron que la protesta iba a impedir el ingreso del micro del equipo y del conjunto del sur, pero las intenciones no eran ellas. Sin embargo, la represión fue difundida en algunos videos, y las voces del movimiento no se hicieron esperar.

En diálogo con Radio Suquía, el Delegado y Miembro Alejandro Corzo aseguró: “La idea era que el Secretario General entregara panfletos al micro, nos íbamos a correr para que pasara. Cuando avanzó el colectivo, vino infantería y nos corrió con escudos, nos tiró gases, nos trató mal la policía”.

El sindicato seguirá ligado a las determinaciones de la Asamblea. En total son 120 los trabajadores en retrasos salariales y en conjunto se procede al pedido cercano a tres millones de pesos.