En abril del corriente año, Sebastián Villa fue denunciado por violencia de género por parte de su ex-pareja, Daniela Cortés. Desde aquel entonces, los dirigentes de Boca tomaron la decisión de que el colombiano no vuelva a jugar con el equipo conducido por Miguel Ángel Russo.

En la vuelta a las competencias oficial, el delantero no estuvo en los partidos de Copa Libertadores ni en los dos amistosos ante Argentinos Juniors. Sin embargo, el delantero volvió a jugar con la camiseta de Boca. El colombiano disputó algunos minutos en el amistoso ante Arsenal y aumentaron los rumores sobre la posibilidad de una vuelta a los partidos oficiales.

Rápidamente, Jorge Amor Ameal, presidente del Xeneize, se refirió a la situación del jugador. “Nadie le levantó la sanción. En todos los portales salió que Villa podía jugar. Hay momentos y los entiendo, pero nuestra intención es educar. Con la eduación algo se logra”, expresó el presidente de Boca.

Sobre la presencia de Villa en el amistoso ante Arsenal, explicó: “Tenemos un convenio colectivo de trabajo en el que el jugador está obligado a trabajar. Ni bien la justicia tome una determinación tomaremos una decisión”, cerró el directivo.