Luego de quedar en punto muerto las tratativas por Paolo Guerrero, la dirigencia del Xeneize apunta a reforzarse en el centro de la cancha con un volante mixto. Así, la salida de Daniele De Rossi y la convocatoria de Nicolás Capaldo a la Sub 23 llevó a que Guillermo Fernández sea una firme alternativa.

El volante de 28 años de edad, surgido de las Inferiores de Boca, hizo su debut en el club en 2012 y luego fue cedido a Rosario Central, a Rafaela y Godoy Cruz, club que lo compró en julio de 2016. Luego pasó a Racing, donde se consagró campeón y acto seguido fue transferido a Cruz Azul de México.

Desde el Xeneize realizaron una primera oferta a la Máquina Cementera por un préstamo. Sin embargo la respuesta fue negativa, aunque se mostraron dispuestos a vender un porcentaje del jugador.

Pol, quien mantiene una buena relación con el vicepresidente segundo Juan Román Riquelme, no es el único nombre del semillero que suena para retornar ya que anteriormente Andrés Cubas también apareció como opción.