Nunca terminó de acomodarse, más allá de buenos pasajes como aquel gol a River en el Superclasico del 4 a 2. Walter Bou siempre fue relegado, si no era por Benedetto, por Wanchope o incluso Carlos Tevez. Ahora, a ellos se le suma Mauro Zárate, por lo que no le quedó otra que emigrar en busca de continuidad. Vitória de Bahía el destino elegido por el delantero de 24 años que había llegado procedente de Gimnasia de La Plata.

Allí se sumará a otro argentino que llegó hace pocos días, Cesar Meli. Un total de 48 partidos y 10 goles, cifra para nada llamativa de un delantero que se va a préstamo y con clausula, pero que quiere volver ha por su revancha.