La fotografía marca una tendencia que se sigue dando en Argentina. Las deudas se pagan y el beneficiario impone alguna que otra condición al saldarla, en caso de que exista terceros en cuestión.

Rosario Central accedió a la cesión de Emanuel Brítez y por ende se anuló definitivamente lo adeudado a Unión de Santa Fe por 500.000 dólares. Dada la fidelidad contractual en este aspecto se preveía una posible interrupción de la cláusula que obliga a la dirigencia a hacerse del cincuenta por ciento restantes de Damián Martínez.

En enero la directiva se atribuía la mitad del fichaje, y si el futbolista alcanza el 70% de los encuentros oficiales con el “Canalla”, los dirigentes deberán hacerse de la totalidad de la transferencia el siguiente año.

De hecho, el defensa ya disputó siete partidos y quedarán algunos para alcanzar el promedio de presentaciones para ser transferido definitoriamente.