En enero del corriente año, Leonardo Gil fue cedido a Asia, pero en estos días se acopló a Vasco Da Gama. Tal es la trascendencia de Leonardo Gil de un continente a otro, que en Rosario Central continúan aguardando la solución por parte del club árabe que lo contrató en diciembre del 2019.

La transacción se llevó a cabo por 1.500.000 de dólares. La totalidad del fichaje, era concedida por la dirigencia de Rodolfo Di Pollina, quien en estas horas decidió junto a los directivos, enviar una petición explicita al Tribunal Arbitral Deportivo.

El ente regulado por la FIFA, acciona de manera contundente, ya que su recurrencia marca una idealización de justicia divina. En definitiva, el conjunto argentino patenta la falta de abono de 500.000 dólares.