Debido al parate del fútbol, el Área de Captación de River tomó la decisión de iniciar el ciclo denominado “Volver a los orígenes”, en donde ídolos del club realizan charlas para las divisiones juveniles. El primer invitado fue Javier Saviola, y ahora le llegó el turno a Andrés D’Alessandro, quien estuvo al frente de 400 jóvenes del Millonario.

Respecto de sus inicios en River, el Cabezón contó: “Tuve toda una vida en River, yendo al colegio en el club. Mi historia en Inferiores fue diferente, lo cuento siempre como un ejemplo: yo jugué poco en Inferiores, era suplente, pero nunca me quedé en el camino. Siempre traté de laburar y de meterle. Pasé por varios momentos, bueno y malos. Con el paso del tiempo vamos aprendiendo lo que es ser parte de un grupo. El fútbol me enseñó a madurar y a crecer”, destacó.

Durante su carrera, el volante tuvo dos pasos por el Millonario: desde 2000 hasta 2003 y durante todo 2016. “Aprendí que de River no hay que irse, hay que quedarse hasta que te echen. Es una de las cosas que más me quedaron marcadas”, sentenció. Por último, manifestó: “Yo nunca dejé de trabajar y de entrenarme, amo lo que hago, amo el fútbol. Mi pensamiento siempre fue de dar lo mejor, de pasar los momentos difíciles”, concluyó el jugador del Inter de Porto Alegre.